Existen diferentes tipos de plataformas de elevación, las cuales se utilizan para realizar trabajos en altura, las más comunes son las siguientes según su sistema de elevación:

1.

Plataformas de elevación unipersonales: Estas plataformas son maniobradas por una sola persona, son adaptables a cualquier forma de trabajo en interiores, con una altura máxima de 15 metros y son alimentadas de electricidad.


2.

Plataformas de elevación tipo tijeras: Este tipo de plataformas solo suben verticalmente y su principal característica son sus brazos en forma de tijera que se entrelazan entre sí, su sistema de elevación consiste en un conjunto mecánico, accionados estos por unos cilindros hidráulicos.


3.

Plataformas elevadoras articuladas: Este tipo de plataformas como su nombre indica, la componen dos brazos articulados formando una Z en el cuerpo. Algunos modelos cuentan en su brazo articulado un Jib que contribuye a la maniobrabilidad en altura para esquivar obstáculos.


4.

Plataformas de elevación telescópicas: Estas plataformas tienen un sistema de elevación efectuado a través de una serie de brazos qué emergen de un brazo primario en forma de telescopio, accionados hidráulicamente. Son perfectas para áreas con acceso limitado en la construcción y en aplicaciones industriales.